Sesión del Día del Padre con Alex

Como fotógrafo una de las cosas que busco en mis clientes, además de buena "química" con ellos, es que no le tengan miedo a la aventura y se dejen llevar a locaciones increíbles aunque eso signifique alejarse un poco de la ciudad.

Para las fotos del día del padre de Alex, los niños no se sintieron muy convencidos de llegar al campo en medio de la nada, ellos esperaban que hiciéramos la sesión en Atlixco, afortunadamente lo tomaron muy ligero y la naturaleza siempre sabe cómo llegar al corazón de las personas. Terminamos teniendo una tarde super agradable y ellos ya no querían salirse de la tierra.

Definitivamente este es el tipo de sesiones que más me gusta hacer, donde todos la pasan bien, podemos despreocuparnos de todo por un rato y las fotos que resultan realmente hablan del cariño entre las personas, las familias, las parejas.