Día de la madre en Paso de Cortés

Lo bueno de estar en familia es que el calor del cariño compensa todo el frío ¡Y vaya que nos tocó un día frío en Paso de Cortés!

Cuando llegamos acababa de granizar así que la cima de los volcanes estaba recién nevada, no tengo idea a cuántos grados estaríamos pero Elva y sus hijos, acostumbrados al calor de Cuautla, no pensaron que fueran a necesitar más abrigo que sus suéteres así que tuvimos que hacer la sesión lo más rápido posible, además el calor familiar siempre ayuda.